Pin It

Como hacer croquetas de papa con queso riquisimas


Con los siguientes ingredientes en tu mesada, te daremos los tips para que elabores unas riquísimas

Como hacer croquetas de papa  con queso riquísimas

En este post te presentamos una receta casera muy fácil para hacerle a tu familia y amigos/as. Con los siguientes ingredientes en tu mesada, te daremos los tips para que elabores unas riquísimas

croquetas de papas con queso!

INGREDIENTES:

  • 1 kg de papas
  • 200 gramos de queso cremoso
  • 50 gramos de manteca
  • 2 huevos
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • 2 dientes de ajo y un ramito de perejil
  • Pan rallado, cantidad necesaria
  • Aceite de girasol para freír

Lo primero que debes hacer es pelar y cortar en rodajas las papas para ponerlas a hervir en una olla con agua y sal gruesa.

Una vez cocidas, las cuelas y dejas enfriar.

El secreto de las croquetas de papa es que el puré que prepares esté frío, así gana firmeza la estructura de las croquetas. Luego las pisas
con un pisapapas, y le agregas los 50 gramos de manteca y perejil picado (pisando y mezclándolos también).

Condimenta el puré con la sal, la pimienta y la nuez moscada a gusto.

Por otro lado en un boul bate los huevos, añade ajo picado y sal. Prepara otro boul con el pan rallado.

Luego toma el puré y con una cuchara sopera elabora una a una las croquetas, dándole forma de chorizo. Corta el queso en trozos rectangulares de 2 cm. Ponle un trozo de queso a cada croqueta en su núcleo y cierra bien cada una, asegurándote que el queso quede adentro y oculto.

Ahora pasa una croqueta por la preparación del huevo, remojala bien para llevarla al boul del pan rallado, en donde deberás rebozarlas y cubrirle toda su superficie. Realiza lo mismo con todas las croquetas.

Una vez pasadas por pan rallado, las croquetas de papa con queso ya estarán listas para que las lleves a su faceta de cocción.

Puedes hacerlo de dos formas:

  • Las freis en una sartén en aceite bien caliente, prestando especial atención a que no se te quemen, dandolas vuelta cuando estén doradas de un lado. Este proceso debe ser rápido, porque sino corres el riesgo de que se abran las croquetas y se pierda el queso.
  • Las horneás, ubicandolas en una fuente que aceitaras para que no se peguen. Primero deja calentar la fuente, y luego colocale las croquetas para llevarlas al horno. Controla que se hagan de un lado y voltealas para que se cocinen homogéneamente. Esta versión es más sana.

Para acompañar estas riquísimas croquetas puedes pensar en ensaladas!

Buen apetito!

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *